Skip to main content

Una plaga de insectos en tu casa es una de las peores pesadillas que puedes tener cuando intentas deshacerte de ella. Los lugares y habitaciones donde almacenamos los alimentos, como bodegas, despensas, estanterías, armarios u otros muebles, reúnen las condiciones ideales de oscuridad y humedad y comida para que diversos insectos puedan encontrar su hábitat y donde poner sus huevos.

A menudo no nos damos cuenta de la facilidad con la que los insectos pueden llegar a la casa y, cuando lo hacemos, lo que parece ser un problema específico se ha convertido en una plaga que no solo es desagradable, sino también molesta, difícil de controlar y costosa. Por eso, te contamos cómo prevenir y evitar que los insectos aniden en tu espacio y se conviertan en un problema mayor.

plaga-cocina

Identificar el foco de la plaga

Cuando nos encontramos con un insecto en nuestro trastero, lo primero que tenemos que hacer es determinar de qué tipo es. También es importante tener paciencia y observar cómo se mueve, qué camino toma, hacia dónde va y de dónde viene. Esto nos dará información sobre posibles lugares donde puede poner huevos, qué alimento puede infectar y dónde se reproduce y dónde podemos encontrar más de su especie.

Solucionar el problema de plaga rápidamente

Como hemos dicho, todo insecto y toda plaga deben ser tratados, ya sea un brebaje casero de varios ingredientes, un ungüento o un agente de limpieza; o un profesional desinfectando la habitación. El éxito radica en utilizar el tratamiento adecuado. Para ello, es necesario detectar no sólo los insectos, sino también las larvas, que en ocasiones son muy diferentes a los adultos, pero que pueden aportar mucha información para tratar el problema de raíz.

Eliminar los alimentos infectados por la plaga

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de exterminar plagas o insectos es que al iniciar el tratamiento tenga cuidado con todo lo que hay en la despensa y retire cualquier alimento que pueda haber estado en contacto o cerca de nidos o plagas de insectos porque suelen dejar larvas. Hay que poner especial atención a los espacios reducidos como los estantes de la despensa, dentro de la madera, dentro de los envases de alimentos o en frascos que no cierran herméticamente o que han estado abiertos durante mucho tiempo. Tirar toda esa comida es una pena, pero es la única forma de evitar futuras infecciones.

Limpiar superficies con y sin plagas

Para una limpieza profunda, además de los pasos anteriores, retira todos los platos, ollas, latas, platos, empaques, etc. de esa habitación. Después de la eliminación, utilice un agente de limpieza con propiedades fungicidas, antibacterianas, antisépticas y desengrasantes que penetre bien en la habitación y tenga un olor fuerte para evitar que los insectos regresen. También es efectivo colocar plantas aromáticas cerca de la cocina o despensa para que no se acerquen.

Almacenar alimentos para evitar plagas

Es mejor almacenar los alimentos en frascos de vidrio transparente para evitar olores, crear un ambiente fresco y, lo que es más importante, tener tapas herméticas o de rosca que mantengan alejados a los insectos. También se encuentran disponibles cajas de plástico y latas con tapas herméticamente selladas. Evite los paquetes mal sellados y las bolsas de papel.

Prevenir las plagas en la cocina

Una vez que se soluciona el problema, lo siguiente que debe hacer es evitar que el problema vuelva a ocurrir. Como se mencionó en el punto anterior, es muy importante mantener un buen almacenamiento de los alimentos para evitar que aparezcan nuevas plagas.

También se pueden colocar diversos elementos en puntos estratégicos para evitar los nidos de insectos: las hierbas aromáticas como la menta, el perejil, la salvia, la albahaca o el romero funcionan mejor y los insectos tienden a mantenerse alejados de ellas. Se pueden colocar cerca de la despensa o en la cocina si estás en proceso de tratamiento, o como elemento decorativo y preventivo después de que la plaga haya sido erradicada por completo. También puedes colocarlas en puertas y ventanas evitando que insectos no deseados entren en tu hogar.

Recuerda que lo mejor es contactar a un profesional lo antes posible para que no tengas pérdidas importantes con el tiempo.